Alimentación

El sector alimentario ha experimentado una evolución considerable en los últimos tiempos y es un motor esencial de la economía. Este sector exige de métodos automáticos de los diferentes procesos de fabricación y, en muchas ocasiones, requieren piezas fabricadas en caucho o silicona.

Estos materiales deben ser compatibles con el contacto con alimentos y cumplir con certificaciones estrictas además de ser respetuosos con el medioambiente.